Opinión

Campeón de la esperanza

Por: Alexis Castillo ( @alexisnoticia)

Lima- Perú

Un milagro es un evento o suceso que escapa a lo común. Siempre, lo extraordinario despierta admiración o sorpresa.

Es lo que ocurrió con la selección peruana de fútbol el pasado miércoles 15 de noviembre. El combinado inca demostró que tuvo ambición, superó las expectativas, goleó y metió a Perú por quinta vez a una cita mundialista.

Habían sido 36 años de ausencia, ahora retorna gracias a una oncena de jóvenes con talento y potencial, mentalmente claros en su objetivo de ir por la victoria ante un rival que permanentemente los subestimó.

En los países con tradición futbolística un juego de la selección criolla, es una invitación al festejo, todo mundo se uniforma de emoción y va a muerte con su representación.

En esta oportunidad, Lima, ha sido esta vez el eco reproducido de todo un país: En todas partes una gran fiesta ciudadana en respaldo a la blanquirroja. Perú es un país marcadamente católico y las plegarias tampoco han faltado.

Dios escuchó las oraciones de Perú, de todos los que vivimos como hermanos estas horas de tensión y algarabía.

Aquí hasta las mascotas lucieron el bicolor en estos días de fútbol excepcional. En esta tierra, el balompié es una emoción telúrica, conmovedora, contagiosa.

El primer gol del partido Perú vs Nueva Zelanda en las botas de Jefferson Farfán, fue un grito potente de habilidad y ganas de éxito. Su fantástica actuación quedará en la memoria, tanto como su celebración icónica que lo enaltece en la amistad y la solidaridad.

No mereció otra cosa este equipo aguerrido, que además de tener el plus de jugar en casa este último partido decisivo del repechaje, salió al terreno de juego a dar todo por una causa patriótica.

Este tipo de partidos permite evidenciar cómo los equipos ganan cuando se lo proponen con determinación, cuando compiten y tienen el coraje de sacar un resultado favorable.

Perú jugó con ímpetu, concentración y convicción de su oportunidad para estar en Rusia 2018. Toda una nación se abrazó a ellos con fe.

Los peruanos han vivido momentos de enorme furor, han visto hacerse realidad un milagro balsámico entre tanta adversidad cotidiana, tras una larga espera, por tantas horas de nervios.

La historia tiene un grato sabor, un capítulo especial reservado a este equipo futbolístico tutelado por Ricardo Gareca.  Han dejado huella como también lo hicieron quienes jugaron en Uruguay 1930, México 1970, Argentina 1978 y España 1982.

Todo un hito

Comunicacionalmente ha sido todo un hito. La sonoridad de esta victoria en el repechaje ha sido conocida en todos los rincones del planeta, se ha multiplicado en distintos medios, en todos los idiomas posibles.

En esta travesía sería incongruente dejar de mencionar la suspensión por la FIFA de Paolo Guerrero, artillero y capitán. La estrella deportiva y su incómoda circunstancia sigue acaparando portadas, titulares y malas noticias.

Sin embargo, apenas es un punto oscuro en la piel, por cuanto todo un país quiere verlo regresar con honor. Perú no olvida a su ídolo y su juego. Apostamos que así será. Y seguro que Guerrero irá el próximo año, a la cabeza de este grupo que ha estampado una alegría pletórica en el rostro de millones de peruanos y peruanas.

Latinoamérica reafirma su liderazgo en el deporte rey, un continente que será una gran hinchada por Brasil, Argentina, Colombia, México, Costa Rica, Uruguay, Panamá y por supuesto: Perú. Tiene varios desafíos por delante, pero ya es campeón de la esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s