Opinión

Pólvora en la red

group-413973_640

Alexis Castillo / @alexisnoticia

Recientemente leía un artículo publicado en La Vanguardia.com referente al discurso político en las redes sociales. En la nota se hacía referencia al libro escrito por Beatriz Gallardo, catedrática de Lingüística de la Universitat de València, y Salvador Enguix, periodista de La Vanguardia y doctor en Comunicación.

Ambos autores centraban la atención de su investigación en Twitter Instagram, corroborando que en tales medios no prosperaba el desarrollo de un discurso político genuino, sino un discurso que  denominan:  pseudopolítico.

Consideran que el factor discursivo de la política española se orienta más a “la espectacularización informativa en los medios (“la política es espectáculo”), la personalización de la política (“el mensaje es el político”) y la desideologización de los ciudadanos (“el espectador es cínico”)”.

Gallardo y Enguix me dan razones para alimentar mi percepción sobre la realidad política venezolana a partir de lo que leo y observo también en la web.

Tales tendencias también se reproducen en las redes sociales en las que fluyen incesantes las preocupaciones ciudadanas, pero también una marcada tendencia al exhibicionismo de la violencia, a la crispante emocionalidad e incluso de la banalización de la noticia.

Sea en Twitter, Facebook o whatsapp, por ser las que más usabilidad, es apreciable en mayor medida la personalización del mensaje político. Las afirmaciones, las exigencias y las banderas discursivas no la enarbolan los partidos, sino las figuras más encumbradas de esas toldas que asumen de intermediarios con el público.

e-mail-63769_640

Consiguen una fuerza de atracción adicional con el reforzamiento y la interacción de medios y periodistas, analistas con alta sintonía, generadores de opinión, artistas, músicos, todo un staff que sobresale en la consolidación de las matrices de opinión, posicionamiento influencias, con una caracterización por las demostraciones de fidelidad y coincidencia en las ideas expresadas por el actor político.

En la red social, esa especie de espagueti virtual,  confluye toda una estrategia, cuidando comunicar en ambientes altamente sensibles al clima gubernamental.

La oposición y el oficialismo formulan argumentos prefabricados, algunos debatibles, otros adquieren más consistencia, pero ninguno quiere patinar en el dominio de la escena.

El verbo de Ramos Allup es prácticamente un lanzallamas, lo sabemos, pero consigue velocidad de reacción, es altamente inflamable y pegajoso. Capriles Radonski apela a un tono retador que se propaga con más efectividad vía internet, gracias al entramado de redes que posee Primero Justicia. Cualquier cosa que se diga desde las altas esferas de la MUD consigue propagarse con inmediatez.

Maduro y su elenco chavista-psuvista, subrayan la acción para vertebrar el discurso. A mi juicio esto produce realidad, comunicacionalmente es la que les permite crear sentido entre los receptores.

El psicólogo Alberto Henríquez sostiene que así como está presente la abrumadora cotidianidad económica,  el discurso político sigue alentando el rencor social, explota la rabia contenida.

Son argumentos válidos para una lógica útil  contra el adversario, que sumado al deseo de revancha son recursos que persiguen sumar un mayor número de simpatizantes.

No hay tuits o mensaje que no venga inoculado con odio. Es un odio en distintos grados expresivos, que los actores políticos esparcen sin vacilar gracias a la red social.

Es un odio que deriva de la lucha por el poder, con ribetes populistas, tan  efectista  que atrae los reflectores mediáticos, es como pólvora en espera de un chispazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s