Opinión

Es PROPAGANDA estúpido (I)

Alexis Castillo | @alexisnoticia

La realidad política en Venezuela es encrispada, generadora de recelos, reproches, angustias, infelicidad, desconcierto, tormentosa.

Desde el punto de vista comunicacional exige mirar los acontecimientos mejor, el por qué ocurren de tal o cuál manera, hasta que podamos comprender su esencia e intención verdadera.

Este ejercicio requiere lectura, cabeza fría, serenidad. Comprender el significado de tales eventos, puede revelarnos respuestas que puede eyectarlos de la zona de confort, de esa ceguera irracional que nos nubla el entendimiento y la lógica.

Son tiempos de PROPAGANDA en distintos grados. El término tiene una connotación negativa, porque es sinónimo de mentira, desinformación y manipulación. Está asociada ineludiblemente a Joseph Goebbels, jefe del nefasto ministerio de ilustración pública y propaganda Nazi (1933).

El Madurismo ha ido del reacomodo ministerial que obligó la derrota electoral al despliegue de anuncios

No obstante, la propaganda es un recurso del pasado y del presente, al que habilidosos expertos, regímenes, grupos, empresas y factores de diversa índole recurren para influir en las masas. Es lo que observamos mayormente en tiempos tan convulsionados, desde distintas direcciones en la patria de Simón Bolívar.

 Si es de lo que piensa que está dirigida sólo a las masas “ignorantes”, la “chusma”, le aclaro que la población que se considera “informada” o más “educada” no es inmune a sus efectos. Déjese de prejuicios o evasivas.

Los propagandistas en suelo patrio están librando una batalla interna por la conquista del poder en este momento. Si no le gusta lo que lee, lo siento, esta es mi oportunidad de decirle lo que comunicacionalmente está de anteojitos.

Tras el revés del 6 de diciembre de 2015 el gobierno y sus partidarios han emprendido la carrera por recuperar su capital político, traer de vuelta a sus militantes dado el vigor con el que se acrecentó el descontento por la escasez, el desabastecimiento, los errores administrativos, la torpeza comunicacional oficial, entre otros.

El Chavismo-Madurismo ha ido del reacomodo ministerial que obligó la derrota electoral al despliegue de anuncios y la toma de decisiones. El gobierno se ha volcado a contrarrestar al adversario, en este caso, la nueva mayoría que ahora compone la Asamblea Nacional (AN).

El gobierno y sus propagandistas se han propuesto en seguir un guión más orientador que les permita explotar las vulnerabilidades del enemigo, mientras se centra con más determinación a reconstruir su base de apoyos a partir de respuestas claves a:

Miedos (pérdida del poder), necesidades (escasez y desabastecimiento) y frustraciones (mal gobierno, desaciertos, derrota, falta de un liderazgo fuerte).

La apuesta gubernamental es la de cambiar opiniones y despertar otra reacción entre sus seguidores a quienes se les ha convocado a participar de este reordenamiento en la toma de decisiones. Es la búsqueda de un nuevo comportamiento público.

El gobierno y sus propagandistas se han propuesto en seguir un guión más orientador que les permita explotar las vulnerabilidades del enemigo

El gobierno ha configurado diversas iniciativas. Una de ellas, los denominados motores productivos, procurando mitigar el nerviosismo por los bajos ingresos que provoca la caída del precio del petróleo, principal fuente de ingresos del país.

Aquí la propaganda apunta a edificar la credibilidad necesaria como vía para activar una reacción popular favorable al Ejecutivo nacional.

La denominada “batalla” mediática también es punta de lanza. La recomposición del tablero en este campo ha requerido un mayor esfuerzo creativo, de insumos para potenciar, producir y usar con más eficacia los recursos audiovisuales. Aquí cobra fuerza una nueva retórica para agitar fibras patrioteras, facilitar la aceptación de mensajes con otra manufactura, ir directo al nervio de las emociones.

Estamos frente a una nueva forma de construir cohesión interna en medio de una sociedad fracturada por el adversario. El sistema de medios públicos refuerza día tras día la idea del “jefe supremo”, del “líder” bueno que combate a los malos. “Malos”, por cierto, que también han arreciado su batería contra ese liderazgo autoritario que se presenta como ungido por “la gracia divina”.

El epicentro de la lucha se libra entre el Legislativo y los otros factores aglutinadores de poder. El TSJ sirve como cañón legal contra un parlamento que se niega a ser un florero decorativo, que asume un rol provocador y contrapuesto al control ideológico gubernamental.

La nueva AN busca reconfigurar un mapa político también al servicio de sus intereses. Ambos bandos: gobierno y oposición, están inmersos en su “guerra” particular, por quién cae primero, quién se desgastará más temprano o si resistirán a la operación derribo que los enzarza vía enmienda, revocatorio o referéndum.

Mientras, nos encaminamos a una próxima campaña electoral por gobernaciones y asambleas legislativas regionales. Es un escenario previsible, en el que todos quieren ver ganancias.

mariel-800x543

El TSJ sirve como cañón legal contra un parlamento que se niega a ser un florero decorativo

El gobierno busca darse tiempo para recuperarse, a sabiendas que las fracciones contrarias ganan en opinión pública mientras  el clima socieconómico sigue bajo fuego cruzado.

Hasta tanto persista la angustia por la desaparición de los alimentos, las colas a las puertas de los comercios, el bachaqueo y la corrupción, los plazos transcurrirán en cámara lenta. El gobierno está urgido de tiempo, necesita oxígeno.

La oposición está en lo suyo: exacerba la vulnerabilidad de la gestión gubernamental, mantiene abiertas las heridas al orgullo  que genera la erosión de la calidad de vida del venezolano, aspecto que genera no sólo un sentimiento de miedo, sino de humillación, frustración y malestar que ya tuvo éxito en las pasadas elecciones parlamentarias.

Ambos sectores tienen un libreto propagandístico planificado, centrado en el ánimo colectivo. El gobierno tiene todavía capacidad de maniobra. Con su maquinaria  propagandística exalta en su discurso el sentimiento nacional, mantiene movilizada a sus huestes para hacerlos sentir que son parte de un “poder colectivo”.

propaganda_word_cloud

La oposición está en lo suyo: exacerba la vulnerabilidad de la gestión gubernamental

La oposición venezolana, sigue siendo una masa políticamente desmovilizada, todavía huérfana de sólidos intermediarios. Aprecio que siguen cálculos individualistas en perjuicio de un UNIDAD que necesita mayor fortaleza.

Son tiempos para una campaña alejada de mezquindades, de recelos, reproches, de líderes que están llamados a demostrar cuánto comprenden lo que ocurre, sobre lo que esperan los ciudadanos de ellos.

Sostengo que la posibilidad de triunfo dependerá, primordialmente, de la capacidad de autocrítica de estos líderes y de su determinación a presentar propuestas concretas y esperanzas.

El pueblo en la calle expresa desánimo y cansancio. Lo reflejan los sondeos. Si la dirigencia opositora evita enlodarse entre acusaciones y culpas, seguramente, contará con más opciones de conseguir victoria.

Si interpreta correctamente el sentir popular, estimula inteligentemente su base de apoyo, recogerá un amplio respaldo en la diversidad plural de quienes desean un cambio. 

Imagenes tomadas de:

steamcommunity.com

hiconsumption.com

pensandoenpositivoy.blogspot.com

tizaycarbon.com.ar

efectococuyo.com

 

4 pensamientos en “Es PROPAGANDA estúpido (I)

      • Excelente articulo Alexis, no creo que tenga mas palabras que agregar, sólo que de un lado y del otro deben pensar un poco mas en el País y no en obtener el poder, Claro está un lado no quiere soltar o no entienden que su tiempo expiró… nada es eterno solo Dios!!!… Y disculpa mi comparación parecen como un matrimonio que no se dan cuenta que ya se acabó o no hay nada que recuperar y la solución es el divorcio…. Saludos!!!

  1. Excelente articulo Alexis, no creo que tenga mas palabras que agregar, sólo que de un lado y del otro deben pensar un poco mas en el País y no en obtener el poder, Claro está un lado no quiere soltar o no entienden que su tiempo expiró… nada es eterno solo Dios!!!… y disculpa mi comparación parecen como un matrimonio que no se dan cuenta que ya se acabó y la solución es el divorcio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s