Formación

Pablo Ramírez reafirmó la hermandad entre el verbo y el arte

El maestro Pablo Ramírez, director de Puertoteatro

El maestro Pablo Ramírez, director de Puertoteatro junto a los participantes del 1er Taller de Voz y Lectura Dramatizada Oriente 2015

Texto y fotos: @alexisnoticia

Pablo Ramírez, no tiene aires de estrella, su ego está bajo control, es un mortal más en el salón que poco a poco se va haciendo más gélido en el Venetur Maremares.

Quienes le conocen y admiran, son conscientes de su valor como director teatral y maestro de la interpretación. No obstante, marca distancia con cualquier presentación pomposa. Inicia su encuentro como un facilitador modesto que confía en compartir una pizca de su experiencia y conocimiento, con quienes participan del 1er Taller de Voz y Lectura Dramatizada Oriente 2015.

Es un hombre de aspecto bonachón, que irradia control en cada palabra, concentración y reconcentración en su gestualidad. Refiere a los presentes el privilegio y exigencia del trabajo escénico, más aún, de fluir en cada diálogo, cada frase.

Como sus antecesores en este taller, Ramírez, también hizo hincapié en la trascendencia de tomar en cuenta la respiración antes de encender la hoguera del verbo. Es por ello, que se toma el tiempo necesario para preparar este paso previo con los alumnos. Subraya que es clave respirar bien, oxigenar eficientemente a fin de hacerse escuchar.

Del mismo modo, repasa algunos ejercicios de vocalización, un momento que convierte la sala en un coro de sonidos, frases. Todos repiten al unísono vocal y consonante en este juego que varía por distintos decibeles.

Hay otro tiempo para la lectura, un momento en el cual orienta sobre la importancia del modo en que un texto ha de narrarse. Desde su esencia de actor, repasa claves que debe tener en cuenta quien se interesa por la lectura dramática. Es una clase en la que se atiende atentamente sus indicaciones sobre cómo convertir el habla en una llave para abrir nuevos mundos.

Pablo Ramírez interactúa, alienta el intercambio de opiniones, no se cree un erudito. Siempre antepone que hay maneras y trucos para generar sensaciones mediante la palabra. Se le escucha decir que no habla bien el que no dice nada, o el que convierte su habla en un juego floral, lo innecesario de los alargamientos innecesarios, el engaño que es no atender la apropiada pronunciación.

No habla bien quien no transmite, añade, porque todo el que se interesa en la lectura dramatizada debe evitar descuidos de oírse hueco, vacío de contenido, poco o nada comprometido con las líneas escritas por un autor.

Advierte que no habla bien quien no transmite claramente los contenidos a los que escuchan. Ramírez enfatiza que darle sentido oral y alcanzar un óptimo sentido expresivo, comienza por tener clara las ideas sobre el texto que ha de leerse, que desea dar a conocer a otros. Sobre todo en un medio tan poderoso como la radio.

Remarca que se debe ser claro y preciso en la palabra dicha y, por ende, en la exposición de las ideas que están encapsuladas en un párrafo, una obra, un libro.

Insiste en el poder de la invención como un recurso imaginario que permite explorar la puesta en escena. Es pues, dice, una manera de mostrar oralmente la intención de una idea hasta dar con la entonación adecuada. Pablo Ramírez, orienta a los participantes del 1er Taller de Voz y Lectura Dramatizada Oriente 2015 a cómo no eludir las intenciones de un diálogo, del discurso preparado, de confiar en las enormes posibilidades de la voz para que predomine el carácter expositivo en cada oportunidad que se les presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s