Crónicas

El milagro de las aguas fluye en Oriente

rio 1

Texto y fotos: Alexis Castillo  @alexisnoticia

Quienes circulan por el estado Sucre en el oriente Venezolano saben que encontrarán pueblos costeros, porque esta región está bendecida por el mar Caribe. Es un privilegio panorámico el que deleita al viajero cuando se moviliza en automóvil.

 

Uno encuentra de todo un poco en esta región, aunque es cierto, hace falta mejorar muchas cosas que nos motivaría a hacer más seguido turismo nacional, pero agradezco lo que nos toca y hago un llamado a que todos pongamos nuestro granito de arena por darle un rostro diferente a tantos pueblos y caseríos.

Pero, moverse en dirección al estado Monagas a través de las rutas de Sucre no resulta tan complicado, la vialidad en su mayor parte está en buenas condiciones, salvo algunos tramos que son incómodos, pero basta con bajar la velocidad y conducir sin perder la paz.

rio 2

Quien va en dirección desde Cumaná hacia Cumanacoa irá rumbo a una localidad que espera con estampas de cerros monumentales y sembradíos de caña de azúcar. El regocijo late tanto como su corazón por la fortuna de observar el esplendor del río Manzanares, un afluente emblemático, un prodigio natural que alienta la vida de muchas comunidades reproducidas a sus márgenes. Como el Orinoco, el Neverí, como el sagrado Nilo,  confluye y se transforma en fertilidad, en un amor único que se vuelve lluvia y germina la tierra.

El río Manzanares confluye y se transforma en fertilidad

El Manzanares se extiende magnético, cautivador a la mirada del viajero. Es imposible no sentir la necesidad de darse un chapuzón en esas aguas que hierven cristalinas y caen por su cauce empedrado.

Vale la pena detenerse a un lado de la carretera, contemplar un afluente que durante los períodos no lluviosos baja su caudal. El agua que drena, suena como un millón de aplausos al oído. Es fantástico mirar en estado de quietud a un coloso, cuyo torrente es agigantado por el aguacero copioso, que le confiere una ferocidad que espanta a quienes se interponen a su paso.

rio 3

De allí, que es un placer acercarse mientras fluye apacible, bañarse en su gélida cascada. Tan cerca como estoy de su orilla, aprovecho para tomar fotos esa tarde del sábado, en el que varias personas se deleitan río adentro. Hay chicos que se suben a las ramas de un árbol y luego se dejan caer como clavadistas.

Respiro diversión en esto que hacen, pero también es un reflejo de la satisfacción que sienten los que han crecido y crecen próximos a esta reserva hídrica. Es una relación de vida que establecen muchos lugareños con esta bendición de la naturaleza,  mucho depende de la riqueza de esta agua, todo lo que crece o muere es fruto del poder de este río.

El agua que drena, suena como un millón de aplausos al oído

rio 5

Alcanzo a refrescar mi rostro con  el agua y compruebo su olor a hojas marchitadas, a tierra mojada, su sensacional frescura. Quiero zambullirme, pero me frena la hora y debo seguir mi ruta.

Igual sigo viendo como se prolonga y me acompaña sin explicar a nadie su curso. Así es el Manzanares, un amor que no pide, que da mucho a cambio de nada.

Y más complacido me siento cuando tengo la oportunidad de apreciar un rincón como La Puerta de Miraflores en Monagas, con esas pozas que lo invitan olvidarse de lo cotidiano. Es lo que provocan algunos destinos del oriente, de Venezuela.

Este lugar de clima de montaña está dentro del Parque Nacional El Guácharo. Puede llegar hasta este sitio por la vía Cumanacoa-Cocollar (Sucre), es cuestión de una hora y media aproximadamente; o a unas 2 horas de Maturín (Monagas). Esta misma ruta hacia Caripe, atravesando Punta de Mata, el Tejero y luego San Antonio de Capayacuar.

miraf 1

La Puerta de Miraflores en Monagas tiene pozas que lo invitan olvidar

Le sugiero ir con todo lo necesario, puesto que en Miraflores no hay farmacia, supermercado, ni banco. Hay puestos de comida típica en los que puede degustar de una rica sopa, un pollo asado o algún guiso con arroz, ensalada y tajadas de plátano frito. Hay puestos itinerantes de personas que venden dulces como fresas con crema, pastelitos, cachapas con queso, entre otros. Hay baños públicos.

miraf 6

Muy cerca está la posada La Estancia El Ángel que cuenta con los servicios básicos y precios accesibles, se encuentra a pocos minutos del cruce del río. Me informaron que existe un área excelente para quienes practican escalada.

Hay un camino señalizado que conduce hasta el cañón de roca. La caminata dura aproximadamente unos 40 minutos. Si piensa visitar por primera vez  La Puerta de Miraflores y disfrutar de sus ríos, pozas o senderos para los deportes extremos, le aconsejo ir acompañado de alguien que conozca este sitio, o un guía. Los lugareños recomiendan ir entre diciembre y marzo, meses previos a las lluvias. Cuando el invierno arrecia,  el río suele crecer y cruzarlo obviamente es más que riesgoso.

miraf 5miraf 4

3 pensamientos en “El milagro de las aguas fluye en Oriente

  1. Pingback: Que Nota Revista | La web juvenil del momento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s