Notas del día

El país que nos toca

CAPRILES-MADURO-5 (1)

Redacción : Alexis Castillo @alexisnoticia

Fotos: Archivo/ Cortesía

En el país atravesamos hay circunstancias que rompen con el ritmo usual y esfuma todo efecto sorpresa. Estamos inmersos en situaciones que tocan fibras muy profundas, en un torbellino de pasiones y sentimientos que mezclan, dolor, tristezas, fe, esperanzas, amor, rabias e incertidumbres.

Ha sido el antes y después de la muerte del presidente Hugo Chávez, el pasado 5 de marzo, lo que ha sumido al país en un duelo histórico, amargo para sus seguidores y respetado por los adversarios de buena fe. El pulso nacional se detuvo y se activó gradualmente con la efervescencia que provoca el discurso, que desatan los nuevos compromisos.

marcha630x17

En medio del luto por la pérdida del líder histórico, la Nación avanza nuevamente a elecciones presidenciales el 14 de abril. ¿Recrudece la polarización? Retorna con su rostro severo entre actores políticos, entre seguidores y simpatizantes de corrientes políticas que vuelven a chocar a la velocidad de dos locomotoras que surcan como balas.

El politólogo Julio Marcano sostiene que la oposición acude a una cita comicial en medio de un ambiente cargado emocionalmente. No hay duda, el chavismo ha perdido físicamente a su verbo y acción, al portaviones y provocador de multitudes. Es otra realidad, no cabe duda que tenga incidencia e importancia a la hora de inclinar la balanza.

Ahora, déjese de cuentos, persiste la exaltación del liderazgo personalista, a la figura de Chávez, es un ícono de enorme magnetismo y veneración por la población menos favorecidas. Es un imán que no dejarán de promover en todo lo que se mueva,lea o escuche.

1

La oposición, señaló Marcano, deberá cumplir su papel protagónico en la convocatoria electoral, pese a sus escasos recursos materiales y de tiempo. “Henrique Capriles sigue siendo el líder ineludible y emblemático del antioficialismo”, expresa este analista al tiempo que destaca que el antichavismo enfrenta otra vez una contienda en desventaja de recursos.

Eso sí, estima Marcano que un aspecto fundamental a vencer entre ambos actores partidistas e ideológicos será la abstención. El oficialismo con su combustible sentimental aspira alcanzar un capital de 10 millones de votos y la oposición no puede ver disminuido su cuota de sufragios de la pasada jornada del 7 de octubre de 2012. Ambos contendores desean sufragios, ya llegará el momento de la verdad en los dos extremos. Veremos cuál de estos polos logra capitalizar sus aspiraciones.

Desde la perspectiva de Andrés Márquez, directivo de la Juventud del Partido Socialista de Venezuela (Jpsuv), el chavismo en cambio canaliza su fortaleza en la última proclama del presidente Chávez, quien en vida designó a Nicolás Maduro como su sucesor.

Los boinas roja se afianzan tanto el duelo como la acumulación de fuerza político, social y armada que ostentan. De hecho los altos voceros del Psuv han ratificado a distintos niveles que disponen de formación, movilización y organización popular para su accionar. Tan sólo en Anzoátegui activan 53 mil unidades de batalla y prometen 500 mil votos a favor del candidato y presidente encargado.

Márquez añade que la elección de Maduro como Jefe del Estado por el período de seis años, sería la oportunidad de cimentar los cambios radicales que exige el proyecto socialista. “Hay una marea roja que llora en la Academia Militar, en los cerros y en las regiones del país y se volcará a las urnas porque esta fue la última solicitud del comandante Chávez”.

A criterio de Luis Guevara, directivo de Primero Justicia, este momento histórico implica riesgos para las corrientes revolucionarias y obliga a los herederos políticos directos de Chávez: Nicolás Maduro y Diosdado Cabello a asumir una actitud mucho más ofensiva y audaz.

2

Guevara remarca que indudablemente pesa el duelo en un ambiente atribulado por la desaparición física del Primer Mandatario Nacional. No obstante, plantea que Capriles ofrece una alternativa de país “con posibilidades de crecimiento económico, seguridad social y paz que no están aseguradas bajo este régimen”.

Es una contienda electoral corta, desigual como las anteriores, con nuevos actores y reparto, sin el carisma de Chávez, pero con su recuerdo latiendo al ritmo de la propaganda más portentosa.

Nuevamente la oposición está obligada a movilizarse en distintas direcciones hasta capturar los votos que necesita. Vuelve Capriles  como un símbolo de esperanza por un cambio de timón político. Las fuerzas sociales y partidistas que lo propulsan, están claros que en la participación de la ciudadanía está la clave del triunfo. De poco servirán afiches, vallas y publicidad.

Aquí hay una aplanadora partidista aceitada con energía gubernamental, los que defienden a capa y espada el legado de Chávez se prepara para dar una batalla por la sobrevivencia de la Revolución. El que busque superar este bloque deberá trabajar en distintas vertientes, la espontaneidad no es suficiente.

Para el economista y profesor universitario Gilberto Navarro, mientras siga la turbulencia política la actividad económica sigue en cuadro crónico. “Se prolonga un conjunto de factores como la escasez por fallas de producción, de pago de servicios industriales, se resolución de trámites cambiarios, de importación, de costos que espera el sector productivo y legislativos”.

Navarro considera que en Venezuela se enciende otra vez el debate pugnaz por dos modelos de país, “dos visiones de la economía: capitalismo y socialista”. Afirma, que los dos factores políticos que se medirán el 14-A reanudan su cara a cara sobre la aplicación de modelos económicos.

Por lo pronto en Anzoátegui, oposición y chavismo afinan sus estrategias, consultan sus oráculos y trazan su línea de acción de cara a la conquista definitiva de la silla presidencial en el Palacio de Miraflores en el país que nos toca.

 

Un pensamiento en “El país que nos toca

  1. Mucha Fe… Mucha tolerancia, Una imagen fija y realista de un País que queremos, Y de igual forma, quitándonos la venda de los ojos, debemos observar lo que hasta ahora tenemos… Y lamentablemente, entre falacias y consignas, no queda nada, más que una Venezuela desnuda… Y herida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s