Crónica

Carnaval con personajes inverosímiles y caderas eléctricas

Texto: Alexis Castillo (@alexisnoticia)

El Carnaval ejerce un efecto relajante y distractor  entre quienes vivimos saturados de crisis global, de violencia social, entre quienes huyen de las pugnas políticas, de los vaticinios fatalistas, la escasez, la inseguridad galopante. Los orientales despiden la navidad pensando en el carnaval, anhelando la fiesta y la algarabía.

Los alcaldes del eje norte del estado Anzoátegui hacen gala de una impresionante riqueza en aras de contratar una legión de artistas, bandas, músicos y cantantes internacionales, otro tanto nacionales.

Cada cual en su municipio presume lo mejor con tal de atraer la atención del público, de exhibir las contorsiones de esta tradición arraigada en distintos pueblos del mundo, de alentar el turismo a punta de ofrecer alegría.

Defiles_de_Carrozas_19

 El despliegue de seguridad pone a raya a los promotores del terror

Si concurre a Guanta, Barcelona, Puerto La Cruz o Lechería, sepa que la gente por estos lares es pacífica.  El despliegue de seguridad impone su orden y pone a raya a los promotores del terror, al menos las autoridades buscan minimizar la acción de delincuentes a fuerza de medidas y operativos policiales.

En Barcelona el carnaval se apodera de las calles, se convierte en toda una fiesta, es prácticamente un ritual pagano acelerado al compás de carrozas y disfraces multicolores.

Quienes habitan en esta región del Oriente venezolano, aprovechan para celebrar y mezclarse con propios y visitantes de todo el país que concurren también en busca de disfrute playero y mar.

Como todos los años, las fiestas carnestolendas agitan el pulso cotidiano para encender la chispa del bullicio colectivo.

opcional 2

 Fiestas carnestolendas agitan el pulso cotidiano

En la localidad guanteña fastuosos trajes y creativas carrozas entretienen la vista en el bulevar Toronoima. Las agrupaciones musicales amenizan la tarde con ritmos tan contagiosos como provocadores, al son de la samba, el calipso y steel band que hacen bailar a los presentes, a los que visten disfraces de personajes inverosímiles.

Las fiestas del “rey Momo” consiguen un efecto palpitante en Puerto La Cruz. En el Paseo de La Cruz y El Mar (antiguo Paseo Colón) se instala el escenario en el que desfilan distintos merengueros, bandas y cantantes que causan efervescencia.

Se vive el Carnaval bajo la intensidad del show aunque el pulso amenace con estallar de euforia y el cuerpo se resista a dejar la cadencia de un ritmo.

Desfila un repertorio variopinto que va desde reinas, personajes de historietas, las alegorías cariocas nunca faltan, sobre todo porque tanto mujeres como hombres asumen un rol en escena.

Carnavales_2011_(2)

 Alegorías cariocas nunca faltan

Van de trajes que brillan como joyas de oro, plata o diamantes incrustados. Ataviados de lentejuelas y plumas. Van arrancando risas cómplices, aplausos mientras las descargas eléctricas azotarán sus caderas.

Este año la emoción  espera desparramarse en suelo portocruzano, también al ver desfilar las bellezas del reinado porteño,  a los  músicos a los bailarines y bailarinas. Un espectáculo sin pechos de gelatina, sin excesos de kilos, sólo motivos que hagan transpirar.

Se trata de un ambiente que es imán de una fauna presurosa por embriagarse de fiesta, de contoneos, de trapos mínimos que dejen al desnudo la carne.

Es una fiesta en la que todos intentan adorar la vida, es la inversión carnavalesca donde todos vivirán el presente, deseando ser carnavaleros todo el año.

foto 1

Fotos: Archivos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s