Opinión

La pifia de las hienas

Alexis Castillo (@alexisnoticia)

“Error, descuido, paso o dicho desacertado” es lo que arroja la consulta del diccionario cuando buscamos el significado de “PIFIA”, palabra que le va bien a la metida de pata de un diario encumbrado y poderoso como El País, que ha sido el hazmerreír del planeta por la foto falsa publicada en su portada el jueves 24 de enero de este año en la que intentó vender a un Chávez intubado y moribundo.

Una imagen que pertenece a un procedimiento médico que data de 2008,  que había sido puesta a circular en las redes sociales y pasadas en las nefastas “cadenas” que circulan vía celular propagadas por algunas personas dedicadas a la burla, con tiempo de sobra para esparcir datos inútiles, frases bobaliconas y estupideces.

1359010453_0

Desde el punto de vista periodístico es lo que se dice un “patinazo” increíble, porque todo periodista se pregunta qué pudo ocurrirle al sentido común de los editores responsables de velar por los contenidos de un diario de las dimensiones de El País. Las interrogantes proliferan al suponer que el consejo editorial de este medio lo integran expertos, gente súper especializada y con amplia experiencia capaz de evitar terminar contra la pared con una foto falsa en la portada. Claro está, un error lo comete cualquier, pero en mi opinión, no los mandamases de El País.

¿Qué pudo pasar por la cabeza de los jefes a la hora de decidir la foto de la primera página? ¿Ganó el apuro? ¿Imperó la sed de morbo y burla? ¿Lo harían por vender periódico? ¿Calcularon el impacto de una foto antes de publicar?

Podríamos plantearnos muchas otras preguntas, lo cierto es que una vez más el descrédito de algunos medios españoles queda más que palpable y es una nueva lección. Es tal  el apetito voraz por alguna información sobre Venezuela y fundamentalmente sobre la condición de salud de Presidente de la República, Hugo Chávez, que lleva a estas empresas a niveles apestosos.

También podríamos inferir este tipo de ridículos y torpezas cometidas por los diarios, por el declive de su público. Basta revisar un estudio realizado y dado a conocer el 04 de julio del año pasado por  Estudio General de Medios (EGM) en el que se precisa que perdieron cerca de 500.000 lectores en un año. El País, el periódico de información general líder, ha reducido un 3% el número de lectores en un año, mientras que El Mundo es el único que se salva con un aumento de un 1,1% con respecto al mismo periodo del año anterior”, lo resaltó PRNoticias

Tampoco piensen que la falla de El País  es un hecho aislado, hay que revisar una portada también polémica del rotativo español ABC. La publicaron el 22 de septiembre de 2012, en la que afirmaban pomposos que “el caudillo venezolano” preparaba un plan con comandos armados en caso de perder las elecciones. Estábamos a poco para el desarrollo de los comicios regionales de octubre y diciembre.

Sacaron a relucir mapas y conjeturas que cualquier lector desprevenido no dudaría en creer. Obviamente la mentira quedó aplastada por la realidad. En ningún caso ABC publicó (uno de los diarios con alto crecimiento de lectores en 2012) ofreció una disculpa como lo hizo obligado por las circunstancias El País por la “PIFIA” de la foto falsa sobre Chávez.  ABC publicó y punto, el que se lo creyó es su problema.

6a00e552985c0d8833017ee3b087bc970d-800wi

Lo lamentable es que la propensión a la publicación de informaciones tendenciosas y  desequilibradas en los medios españoles de mayor incidencia ha sido permanente. Otra nota en la misma onda absurda fue reseñada en el periódico El Nuevo Herald.

Es un rotativo con base en Miami, Estados Unidos, y  publicó el 24 de junio de 2011 una información susceptible de análisis en cualquier escuela de Comunicación Social. Bajo el título: En estado crítico la salud de Chávez, la nota reflejó que “El presidente venezolano Hugo Chávez, quien se encuentra internado en un hospital de La Habana, estaría atravesando por un “cuadro clínico crítico”, dijeron el viernes fuentes de inteligencia estadounidenses

En un texto de 14 párrafos en total recalcan de entrada que las FUENTES, que hablaron lo hicieron “bajo condición de anonimato”, además, puntualizan cosas como esta: “se encuentra en un estado crítico; no grave, pero sí crítico, complicado”, indicó una de las fuentes consultadas, cuya identidad no puede ser revelada debido a la sensible ubicación en la que se encuentra. Lo escrito y resaltado en negrillas sería materia prima de algún diálogo de Los Simpson.

En este enlace esta dicha nota cuestionable: http://www.elnuevoherald.com/2011/06/24/967505/en-estado-critico-la-salud-de.html#ixzz1QI1ptFw2, que para más señas fue reproducida por El Mundo.es  el mismo día a las 21:26 horas.

El rotativo ibérico tituló de esta manera: Un periódico de Miami asegura que Hugo Chávez se encuentra en ‘estado crítico’. Seguidamente señalan al inicio de esta información que : “El diario cubanoamericano El Nuevo Herald indicó en la noche del viernes que el presidente venezolano, Hugo Chávez, se encuentran al borde de la muerte en la capital cubana donde fue intervenido quirúrgicamente días atrás”.

Y vuelvo a remarcar con negrillas lo aseverado en un medio y que luego es compartido a millones por otro emporio editorial en el afán de captar lectores, de atraer las miradas en busca de ratings.

Ciertamente, todo el mundo reclama mayores detalles sobre la situación de salud del jefe del Estado venezolano, el mundo está atento a lo que sucede con Chávez, pero lo razonable es que nadie tiene el derecho a torcer la realidad en función de su lucro, de su ambición o de su provecho. Es condenable profesional y éticamente que el periodismo y cualquier MEDIO de COMUNICACIÓN sea usado a favor de la mentira, del sensacionalismo y el amarillismo. Tales cosas son contrarias al comportamiento que apuesta por mejores ciudadanos, que hace saludable una sociedad.

Una excelente correctora Guadalupe Velásquez me obsequió un valioso libro “40 lecciones de ética” del maestro Javier Darío Restrepo, al que invito a leer, pero cito en su página 184 lo siguiente cuando se habla de los medios:  “deben sentirse corresponsables de una serie de tareas  entre las cuales está no sólo la de informar bien o entender con dignidad, sino la de formar- o no deformar- a un público…”

Esta vez la reflexión apunta y encara a medios españoles, hay razones para juzgarles y criticarles, pues se lo merecen por desvirtuar y desnaturalizar la noticia, la información que difunden a las masas creyendo que esos receptores son imbéciles, sólo convidados de piedra.

El gremio periodístico, sea del país que sea,  está llamado a poner en evidencia este tipo de acciones mediáticas, no por asumir defensas de causas políticas, sino por exigir RESPETO, DIGNIDAD y ÉTICA en la publicación de informaciones. Hoy las hienas merodean cabizbajas con su risa extraña a bajo volumen, ha sido desenmascaradas en su “PIFIA”, pero seguro volverán a sus andanzas, al acecho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s