Crónica

Caripe, verde encendido y un destino ineludible

Texto y Fotos: Alexis Castillo (@alexisnoticia)

La paz que se respira en Caripe, estado Monagas, no la sentirá igualita en ninguna parte. Esta tierra de un verde encendido es para cualquier visitante una bocanada de oxígeno puro, un alivio en grado intenso. A cualquiera que vaya a este pueblo rodeado de montañas se le olvida el desenfreno urbano, las sábanas se le pegan el cuerpo por las mañanas, sobre todo porque hace un friesito que seduce e invita a todo, menos a levantarse.Caripe 1

Aquí el sol es tibio, la brisa refrescante mitiga cualquier calorón. A pie o en automóvil se disfruta de este lugar, cuya estampa encumbrada, casas humildes, cerros tapizados de naturaleza, hace de la inmensidad un aliento al espíritu y confirma la bendición del Creador con este rincón venezolano.

 “…ese friesito que seduce e invita a todo, menos a levantarse”

 Caripe 3

Caripe es un placer que se filtra por los poros, es un territorio libre de stress, de gente amable. Carece de una gastronomía prolífica, pero dispone la mesa con los ingredientes más verdes, más longevos que prodiga la tierra fértil. Cuando se recorre esta zona en carro, es posible divisar en el horizonte algunos agricultores desplegados en la siembra, campos regados de forma mecánica, se observan extendidos los brotes de hortalizas, y en el ambiente se esparce ese olor a cebollín, a hojas mojadas.

Quienes están a dieta, no será un retroceso romperla mientras están en este jardín de  árboles y flores. Por las mañanas, las empanadas de maíz pilado o de harina normal son un desayuno obligado. Son crujientes, la sazón de los guisos que llevan dentro es extraordinaria. El café lo siembran en esta zona, de allí que su sabor es más intenso. Lo venden en empaques transparentes que dejan ver su negruzco atractivo y valor al probarle sorbo a sorbo.

También encontrará la tradicional arepa venezolana, pero elaborada a base de maíz pilado y cocidas en leña. Las hallará en los puestos de comidas improvisados ubicados a los lados de la carretera hacia el pueblo. Las ofrecen acompañadas con queso blanco o carne asada. Son irresistibles.

 

9

“El café lo siembran en esta zona, de allí que su sabor es más intenso”

Los almuerzos y las cenas podrá resolverlos con carnes rojas o blancas, con pescados, blandas, ricas, jugosas. Hay variedad en el menú. Mi recomendación a todos los promotores de este paraje oriental es que la oferta sea más cónsona con la demanda, que exista una mayor preocupación por los detalles, por hacer de lo autóctono un gran placer en todos los sentidos. Que los anfitriones se organicen y creen alternativas de servicio para los temporadistas.

La reina de los postres son las fresas. Se las sirven impregnadas de crema batida, dulces, tan tiernas que se derriten en cada bocado. El chocolate está de segundo, percibo que su venta es tímida. Es un lugar de clima frío esa sería una bebida obligada, pero son pocos los lugares realmente dedicados a expenderle con amplitud.

Cuando se está o cuando se despide de Caripe, hay que probar el rico vino o ron de frutas artesanal, son impelables. Los venden en botellas de un litro o más pequeños. Los productores locales hacen más de este licor, pero hace falta que hagan de este producto una bandera.

2

La reina de los postres son las fresas

Interesante sería poder sentarse en un local con mesas al aire libre, ordenar una copa o  unos chupitos del licor de Cacao, de Jengibre, un Ponche de Fresas, de Coco. Son deliciosos. Es un licor fruto de la destilería autóctona. Además, probar un poco del brebaje a base de cortezas de árboles y plantas medicinales tampoco vendría mal. Las venden en el pueblo como una pastilla en la farmacia.

 

11

 

Caripe es una escapada necesaria. Si uno lo piensa en frío, termina concluyendo que hasta sería una magnifica opción de inversión inmobiliaria, de instalarse en un proyecto de vida que implique una propuesta a favor del turismo.

Esta población sinceramente es un atractivo, llegarle por carretera está garantizado por la inmejorable condición de la vialidad. Caripe es vida, es un destino ineludible.

 

Caripe es un pueblo campestre, silencioso

Caripe es un pueblo campestre, silencioso

Las arepas de maíz, suculentas en los puestos de carretera

Las arepas de maíz, suculentas en los puestos de carretera

 

En algunas peluquerías del pueblo todavía existen secadores antiguos

En algunas peluquerías del pueblo todavía existen secadores antiguos

 

Dulcería tradicional

Dulcería tradicional

 

El Guácharo, es el ave insignia de este pueblo oriental

El Guácharo, es el ave insignia de este pueblo oriental

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s